Los domingos es el almuerzo familiar en la casa de mis papás. Mi mamá nos cocina pollo con papas al horno, esta es su receta.

Domingo 24 de septiembre del 2000.

El pollo de los domingos

Un pollo y medio cortado en cuartos, comprado en la feria y conservado en la heladera hasta el domingo.

El sábado a la noche pelo las papas, las corto en trozos grandes y las dejo en una cacerola con agua. Lo mismo con las batatas.

Pelo las cebollas, las corto por la mitad y luego en rodajas y las pongo apretaditas en la sartén grande. La lleno bien (2 Kg.) porque se achican a menos de la mitad. Las dejo tapadas tal cual hasta el domingo. Se llora mucho al cortarlas.

El domingo a las 8 hs. pongo sal a las papas y batatas y les doy hervor hasta ablandarlas (las pincho con un cuchillo para ver si se ablandaron). También se pone al fuego la cebolla a la que se le pone sal, aceite, condimento para pizza (todo por encima) y una taza y media de agua, para que se cocine a fuego mínimo casi hasta las 11 hs.

A las 9:45 hs. prender el horno para calentarlo.

En la asadera para parrilla del horno poner agua. Es para que chorree ahí la grasa y no se llene la casa de humo.

Salar el pollo y ponerle bastante jugo de limón. Colocar al horno, en la parte más alta, solo las patas dejando lugar para poner más tarde las pechugas, esto a las 10 hs. con el horno al máximo.

En otra asadera, previamente aceitada, colocar las papas coladas. Rociar con aceite por encima de ellas y meterlas al horno a las 10:30 horas.

A las 11 hs. colocar la cebolla (que ya estará transparente y el agua algo evaporada) en una asadera chica y ponerla en la parte baja del horno. Hay que vigilarla para que no se queme por arriba, dándola vuelta varias veces con una cuchara (tiene jugo por abajo). Cuando está pareja y algo reducida, se la saca del horno y se recalienta quince minutos antes de servir la comida.

También a las 11 hs. se agregan las pechugas (con sal y limón). Van menos tiempo al horno para que no se resequen.

Mirar las papas para que no se quemen por debajo, ya que están más cerca del fuego que el pollo. Darlas vuelta para dorarlas parejo.

Si al pollo le falta cocción sacar las papas y recalentar con la cebolla quince minutos antes de servir.

El pollo estará listo a las 13 hs., regulando el horno a "medio" o "mínimo" en caso de que algún comensal se retrase. Antes de servir, subir el horno a "máximo" para recalentar todo.

En invierno conviene calentar los platos en el microondas.

A las doce hay que acordarse de llamar por teléfono a Navegant (por si se quedo dormido) para que llegue justo a tiempo.

Todo el trabajo vale la pena por escuchar:

"Está buenísimo".

Alicia