Padrino

La Gruta, 7 de diciembre de 2004.

Te cuento que la vida y mi hermano me han regalado la posibilidad de ser el padrino de mi ahijado Alejandro.

Para los católicos el padrino es el responsable de encender y cuidar la llama de la fe en su ahijado.

Pero cuando uno conoce a un bebe como Alejandro, viéndolo tan pequeño e indefenso, uno vuelve a creer en el Amor y mirándolo a sus ojos uno parece encontrar a Dios.

Alejandro no es solo mi ahijado, también es mi padrino.

Gracias por hacerme creer.

Navegant