Mi marca

A pedido de un guía que conocí en El Bolsón estaba guiando a un grupo de personas hasta el refugio Hielo Azul ya que iban a hacer un curso de escalada en hielo en el graciar.

Eran todos hombres de más de treinta años con excelentes equipos: ropas, mochilas, accesorios, cámaras de fotos profesionales, etc.

En una de los paradas que hicimos clavé mis bastones de trekking en el suelo, encima de los cuales puse mi sombrero y mis anteojos, para luego sentarme en la sombra de un árbol a tomar agua y descansar.

Para mi sorpresa varios de los escaladores tomaron sus impresionantes cámaras de fotos y comenzaron a fotografiar el simpático conjunto que formaban mis cosas.

A partir de entonces cuando llegaba a algún lugar tomé la costumbre de fotografiar mis cosas como una marca personal, como una forma de decir "ahí estuve".

Navegant