Revista Ciclo

Durante 1989 armé una revista que bauticé "Ciclo", con la idea de promover el uso de la bicicleta.

La hice con máquina de escribir y fotocopias, un trabajo super artesanal cuando la computadora personal era todavía un delirio de la ciencia ficción.

Tuvo un único número y solo treinta ejemplares que vendí (para pagar las fotocopias que eran caras en ese entonces) o regalé a amigos y ciclistas que me crucé por Palermo.

En uno de sus artículos proponía juntarse en la Plaza Alemania a andar por Palermo.

En la primera, y única, fecha que propuse solo fue un compañero de estudios al que pasé a buscar por su casa. Un fracaso total.

Saqué una foto de mi bici en el monumento central de la Plaza Alemania para que no digan que a la reunión no fueron "ni los perros".

Navegant