El abrazo

Sentado en un sillón, apoyo mi cabeza en un espacio vacío y la fantasía gana terreno.

¿Qué significa estar abrazado a la persona que amas y que te ama?

Es estar un poco fuera de la tierra, sumergido en un sentimiento.

Entregado a un momento donde la cabeza se relaja y los sentidos se agudizan.

Es sentir que todo está en su lugar. Que no hace falta nada más.

Todo cobra sentido. Casi todo lo demás pierde sentido.

Se vive un presente atemporal.

El calor del contacto físico te inunda de paz.

La respiración y los latidos del corazón del otro se convierten en la música más relajante.

Su olor es su firma.

Se magnifica el valor de una caricia.

Hay una sensación de haber llegado, de sueño cumplido, de tranquila felicidad.

Y aún siendo más vulnerable que nunca, la sensación de seguridad es total.

Ojalá vivamos, aunque más no sea un segundo de nuestras vidas, este momento de gloria.

Se los deseo.

Navegant