Año Internacional

La degradación del medio ambiente en la montaña representa una grave amenaza no sólo para los recursos acuíferos del mundo, sino también para la biodiversidad, la seguridad alimentaria y la diversidad cultural.

Tal es la advertencia que lanza la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), mientras están en curso intensivos preparativos para el Año Internacional de las Montañas, que se celebrará en el 2002.

Las montañas representan un medio de sustento básico para casi un décimo de la humanidad. Suministran el 30 al 60 % de las aguas dulces de río abajo en las zonas húmedas y entre el 75 y el 90 % en los ambientes semiáridos o áridos.

La FAO sostiene que la conservación y el desarrollo sostenible de las áreas de montaña requieren un compromiso político a nivel internacional.